Siguenos por mail

lunes, 3 de agosto de 2009

La AMQ frente a la elección de dignidades en la Asamblea Nacional

Quito, 29 de julio del 2009


Arq. Fernando Cordero
Presidente
Comisión Legislativa y
Asambleístas electos/as a la nueva Asamblea Nacional
Quito


De nuestras consideraciones,

Con ocasión de la definición de dignidades para la nueva Asamblea Nacional, la Asamblea de Mujeres de Quito, expresa la imperiosa necesidad de crear precedentes en cuanto al respeto y aplicación de los preceptos constitucionales relacionados con la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, así como con la paridad en los cargos de nominación y designación de la función pública, tal como lo establece el artículo 65 de la Carta Magna.

Como ya es consenso social, la paridad que reivindicamos rebasa la simple igualdad numérica de mujeres y hombres en candidaturas, puestos de elección y designación en el sector público, con la respectiva alternancia y secuencia, sino que implica la obligación de garantizarles igualdad de trato a todo nivel y la posibilidad de ocupar puestos jerárquicos en igualdad de condiciones.

En consecuencia, consideramos que es nuestro derecho como mujeres-ciudadanas, el exigir que la próxima Asamblea Nacional se conforme mínimamente de la siguiente manera: Si el Presidente es hombre, las dos Vicepresidencias deben ser ocupadas por mujeres, o, si la Presidenta es mujer, las dos vicepresidencias corresponderán a dos hombres; las cuatro vocalías del Consejo de Administración Legislativa, deberán integrarse con dos mujeres y dos hombres. En el caso de las doce Comisiones, la paridad tendrá lugar con la elección mínima de seis mujeres como presidentas y seis mujeres como vicepresidentas.

Como mujeres interesadas en procurar un futuro igualitario a nivel político y social para nuestra Matria, confiamos en que la Revolución Ciudadana se exprese, sobre todo, en la construcción y fortalecimiento de relaciones equitativas entre mujeres y varones, lo cual es parte de la deuda histórica y social que se mantiene con quienes hemos vivido en desventaja. Por su parte, el no cuidar la paridad en la conformación de las nuevas dignidades de la Asamblea Nacional será considerado inconstitucional y provocará el repudio de la mitad de la población ecuatoriana y de más de la mitad del electorado que, con su voto, los llevó a ese sitial.

Las mujeres ecuatorianas y, específicamente, la Asamblea de Mujeres de Quito –AMQ, nos mantendremos vigilantes del proceso y de los resultados de conformación de las dignidades de la nueva Asamblea Nacional.

Por la AMQ,

Ana Abril, Zaida Betancourt, Liliana Durán, Leonor Fernández, Rosario Gómez, Solanda Goyes, Patricia Palacios, María Quintero, Silvia Vega.